Nuestras Campañas

En el 2015, la NJAIJ avanzara la campaña New Jersey Para Todos, cual se enfocara en las siguientes cuatro prioridades políticas que impactaran directamente a la comunidad inmigrante en todo el estado. Mientras la reforma federal se demora, nosotros vemos a nuestros gobiernos locales y del estado para que apoyen a las comunidades inmigrantes:

 

Creando Acceso a Identificación 

Es estimado que cienes de miles de inmigrantes indocumentados viven en el estado de New Jersey. Estos inmigrantes hacen contribuciones importantes a nuestro estado, incluyendo un estimado de $476 millones de impuestos estatales y locales por año, pero ellos viven en miedo y encuentran obstáculos para proveer a las necesidades básicas de sus familias por no tener una identificación. New Jersianos indocumentados no tienen ningún ID valido del gobierno para presentar a la policía, no pueden firmar contratos de vivienda, o abrir cuantas de banco, tiene obstáculos para entrar a las escuelas de sus hijos, y tienen miedo del contacto con el gobierno, aun si califican para beneficios particulares o si necesitan reportar un crimen. Inmigrantes indocumentados que son pagados en efectivo son víctimas de crímenes a menudo porque no pueden abrir cuentas de banco para mantener sus salarios en seguro. Ciudades y condados a través de los Estados Unidos han implementado exitosos programas de identificaciones municipales, incluyendo a la ciudad de New York, Los Angeles, y New Haven, CT. En New Jersey, las cuidades de Newark y Roselle proveen identificaciones municipales del govierno. 

NJAIJ insta para que localidades desarrollen programas que proveen identificaciones gubernamentales a los residentes – documentados e indocumentados – para aumentar la seguridad pública, aumentar participación cívica, y fortalecer participación en la comunidad. Para mas informacion has click aqui. 

Expandiendo Elegibilidad para Licencias de Conducir 

Proporcionado la oportunidad de manejar a todos los residentes calificados hará que las carreteras de New Jersey sean más seguras, ayudara a la economía del estado y mejorara la vida de muchas familias. En New Jersey, manejar es una necesidad de la vida, pero para familias inmigrantes, la decisión de manejar al trabajo o a dejar a sus hijos a la escuela puedo terminar en deportación. Permitir que todos los New Jersianos quienes sean calificados y elegibles para manejar – independientemente de su estado migratorio – hará que las carreteras y calles de New Jersey sean más seguras. Individuos sin licencia y sin seguro tomas más riesgos cuando manejan que otros; conductores sin licencia son cinco veces más probables de estar en un accidente fatal y diez veces más probable de huir de un accidente que los conductores con licencia. New Jersey tiene el tercer porcentaje más grande de inmigrantes en la nación, pero esta atrás de once estados y el distrito de Washington, cuales presentemente permiten que los residentes que son inmigrantes indocumentados apliquen a licencias de manejo. De acuerdo con New Jersey Policy Perspective, aproximadamente 464,000 de los estimados 525,000 residentes indocumentados en New Jersey se beneficiaran de un cambio en la póliza de licencias de conducir del estado. New Jersey debería unirse a estos estados y proveer la elegibilidad para licencias de conducir para todos los conductores calificados.

NJAIJ insta a los oficiales locales que enseñen su apoyo por la expansión de acceso de licencias de conducir para inmigrantes indocumentados pasando resoluciones en apoyo de un cambio de ley. Resoluciones ya han pasado en 12 ciudades y 4 condados. 

 

Edificar Confianza entre Inmigrantes y la Policía 

Cuando oficiales de la ley locales voluntariamente cooperan con o trabajan en nombre del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), la confianza y cooperación entre las comunidades inmigrantes y la policía se deterioran. Policía local y cárceles del condado en New Jersey cooperan a menudo voluntariamente con ICE cuando honoran peticiones de detención sin orden de arresto y ordenes administrativas distribuidas por ICE; proveen acceso a los agentes de ICE a las cárceles; proveen a sus reclusos para entrevistas con ICE u otras propósitos investigativos; y usan recursos locales para notificar a ICE cuando un recluso está siendo liberado. Las localidades de New Jersey no deberían estar inmiscuidos en la aplicación de leyes de inmigración – excepto cuando son requeridos por la ley.

Inmigrantes son menos aptos a reportar crímenes, ser testigos en investigaciones y procedimientos criminales, o proveer información a oficiales de la ley cuando hay vínculos entre la policía local e ICE. La mejoría del trabajo de la policía depende en la confianza con todas las comunidades.

NJAIJ insta a los municipios y condados que se unan a localidades a través de todo el país que adoptan pólizas reusando a cooperar con las peticiones de ICE para detener a individuos asolo que ICE provee una orden de arresto distribuido por un juez, y reúsen a usar recursos locales para ayudar a la aplicación de ley de ICE, excepto cuando son requeridos por la ley.

 

Protegiendo a Inmigrantes de Empleadores Desaprensivos

Los trabajadores inmigrantes a menudo son víctimas de robo de salario por empleadores sin escrúpulos quienes los amenazan de entregarlos a ICE si los trabajadores reportan la violación de salario a las autoridades. El robo de salario dañan a los contribuyentes de New Jersey por que los empleadores que se reúsan a pagar salario mínimo o tiempo extra son más probables de no pagar nómina de sueldos, compensación al trabajador, u otros impuestos, robando arcas de millones anuales del estado. Hasta cuando los trabajadores pueden ganar juicios con éxito por salarios no pagados en contra de Departamento de Labor de New Jersey, muchos empleadores no pagan, cambian el nombre de su negocio o declaran bancarrota para no pagar a los empleados. El año pasado Princeton y New pasaron ordenanzas locales reusando a renovar las licencias de negocios que han sido encontrados culpables de robo de salario por una corete o por el Departamento de Labor por no pagar todas las horas trabajadas, pagar menos del salario mínimo, o por no pagar tiempo extra.

NJAIJ insta a municipios y condados que pasen ordenanzas similares para combatir las prácticas abusantes de robo de salario y para proteger a los trabajadores inmigrantes.